top of page
Buscar
  • Foto del escritorImanol Rojo

Por fin

Hasta ahora no había tenido tiempo de escribir en el blog y era una de las tareas pendientes que que quería realizar antes de terminar la temporada, al menos. Siento a todos/as a los que me siguen y que no han tenido noticias desde el final del anterior ciclo olímpico. Un año complicado desde sus inicios en la preparación y que dura hasta hoy día.



Después de unos años muy complicados sin tener tiempo de apenas descansar, esta temporada quería empezar un mes más tarde y así, aprovechar para terminar mis estudios con más tranquilidad. Lo hice así, termine mis estudios por fin y empecé a entrenar en junio, tal cual lo habíamos planificado. La verdad es que fue una desconexión brutal tanto física como mental. La vuelta a los entrenamientos fue muy dura, me costo mucho, pero enseguida me fui poniendo a tono y encontrándome cada día mejor y más motivado.



Hicimos concentraciones periódicas, en Font Romeu, La Rabassa, en Noruega con las carreras de roller que solemos hacer habitualmente y que por cierto salieron mejor que nunca, teniendo en cuenta mi retraso en los entrenamientos hasta entonces. Luego vendrían las concentraciones en Passo Lavaze, Oberhof, ya tocando nieve y después Passo Stelvio y Val Senales. Y, por último, la concentración de Davos en el Snowfarming, también muy habitual estos últimos años. La verdad es que las sensaciones eran prometedoras, estaba entrenando muy bien y me encontraba bien, hasta que empezaron las carreras.



Entonces hicimos el primer bloque en Scandinavia con las carreras de Ruka y Lillehammer, donde las sensaciones fueron buenas y malas, en unos casos por el material otros por no estar físicamente en condiciones y hacia que no se juntase todo el mismo día. Luego tras unos días en casa volvíamos a la carga en Davos, uno de mis circuitos favoritos en el calendario de la copa del mundo. La verdad que las sensaciones fueron buenas, no del todo bien, pero teniendo en cuenta que estábamos en mitad de la preparación del tour, estaba muy esperanzado. Después de la carrera nos quedaríamos unos días más entrenando en Davos con la vista puesta en el tour. Luego unos días a casa por navidad y a la carga con uno de los objetivos de la temporada, el tour de esquí.



La sorpresa y regalo fue que al llegar a la primera sede del tour me puse malo y tuve un virus estomacal. Salí el primer día a duras penas y pude hacer el sprint como medianamente podía y luego a partir de ahí vino el calvario. Pensaba que a medida que pasarían los días me recuperaría y estaría mejor, pero me dejo muy K.O. muscularmente y no pude hacer ninguna carrera en condiciones o como me hubiese gustado a mi. Pero bueno miramos al futuro con optimismo y con ganas de que vuelvan esas sensaciones de octubre y principio de temporada. Quedan dos copas del mundo antes del mundial en las que se intentará volver al nivel del año pasado y luego preparar bien el objetivo del año, el mundial de Planica(Slovenia).




Un saludo a todos/as, espero no tardar tanto hasta la próxima vez.


















































140 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page